CAPITAL HUMANO

¡Seamos mejores!…¡Capacitemos al personal!

Reynaldo Zurita Z. | Consultor Capital Humano
Descarga en PDF

El creciente reconocimiento de la importancia de los bienes intangibles, particularmente del capital humano, ha hecho que la gestión sobre éste sea cada vez más relevante para el desarrollo sostenible da las organizaciones además de convertirse en un elemento diferenciador entre empresas del mismo rubro.

El valor de una empresa lo determina su personal. Hoy en día, es común ver una gran oferta de cursos de perfeccionamiento, de profundización, de desarrollo personal y temáticas afines, los cuales son ofrecidos a través de los distintos medios de difusión de información con lo que contamos en estos días o en caso contrario son solicitados por las mismas empresas o trabajadores.

Asimismo, para toda organización los trabajadores, son una parte esencial para su buen funcionamiento, ya que éstos son uno de los recursos más importantes con las que la empresa cuenta. Por medio de ellos se puede alcanzar los objetivos establecidos y también se puede llegar a un mejor desarrollo de la empresa para alcanzar un alto nivel de competitividad.

Pero, ¿en qué consiste el capacitar al personal?

Para intentar responder esta pregunta debemos considerar cual es la definición más formal del concepto de capacitación. De acuerdo con la Real Academia Española, capacitar corresponde al proceso de hacer a alguien apto, habilitarlo para algo. En este sentido, capacitar se convierte en una manera de proporcionar a los empleados las habilidades necesarias para desempeñar su trabajo con mayor eficiencia. Este término abarca dos elementos personales: capacitador y capacitando.

Capacitador: Es la persona especializada en el ramo en que se va a dar la capacitación y es el encargado de enseñar al empleado las nuevas técnicas a utilizar dentro de la empresa.

Capacitando: Es quien va a aprender no sólo los conocimientos básicos, sino también a manejar diferentes situaciones así como corregir sus propios errores con el fin de obtener un desarrollo personal.

Existen diversos métodos de capacitación, entre los cuales encontramos:

Capacitación para propósitos especiales: Actualmente se necesita capacitar a empleados para realizar actividades específicas dentro de la organización, un ejemplo de estos métodos es cuando una empresa va a lanzar al mercado un nuevo producto, necesita capacitar a un cierto grupo de empleados para que desarrollen todas las actividades concernientes al producto en específico.

Capacitación de alfabetización: Este método de capacitación se divide en dos partes, la primera está representada por la prueba de aptitudes básicas, la cual nos indica si los trabajadores son rechazados o aceptados en el trabajo. La segunda forma parte de responder a este problema al instruir programas básicos de alfabetización. Como punto de vista, podemos decir que muchas empresas no se preocupan por este tipo de capacitación, puesto que a ellas sólo les preocupa la productividad del empleado, sin tomar en cuenta que este método influye en el buen desempeño del empleado. En este sentido, el avance tecnológico ha creado un nuevo campo, la alfabetización digital (siendo de vital importancia para responder a la inmediatez con la que se realizan las cosas y a las redes sociales que se crean cada día).

Capacitación para el servicio al cliente: Hoy en día no basta tener buenas instalaciones dentro de las empresas, ni un precio justo para que los clientes se sientan a gusto. Uno de los aspectos más importante es la manera en que los empleados se dirigen a los clientes. Las empresas de servicio se han dado cuenta de esta importancia y han implementado programas de capacitación para el servicio a clientes. El objetivo principal de este programa es capacitar a los empleados de una empresa para mejorar la forma en que se dirigen al cliente, de tal modo que sea cortés y hospitalaria, para que el cliente se sienta a gusto. Existen programas de capacitación, orientación y servicio al cliente en donde el primer punto es familiarizar a los empleados con el origen de la empresa donde se encuentran laborando y las expectativas de la misma, este programa también enseña a los empleados las actitudes necesarias que deben tener para ofrecer un buen servicio.

Capacitación para el trabajo en equipo: Es común que las empresas utilicen los grupos de trabajo para mejorar el desempeño y la eficiencia de las actividades que realicen. Los grupos de trabajo son una forma de involucramiento del trabajador en la planificación, organización y un buen manejo del puesto en que se encuentra. Formar grupos de trabajo no es tan sencillo ni se da por sí solo, sino que los empleados deben ser capacitados para que aprendan a trabajar en equipo y realicen su mejor esfuerzo para ser un buen miembro del equipo. Un ejemplo es la empresa Toyota que dedica mucho tiempo en la capacitación de sus nuevos empleados, para que se escuchen unos a otros y aprendan a interactuar con sus compañeros.

Una empresa que invierte en capacitar, no sólo se preocupa por su personal, también lo hace por sus clientes, por el desarrollo de su empresa y por crear un sello de distinción.

Podemos concluir que para lograr una excelente capacitación se deben llevar a cabo acciones que proporcionen un desarrollo de las habilidades, conocimientos, actitudes y aptitudes que el personal requiere para desempeñar su puesto. Los principales medios para formar profesionalmente a los recursos humanos son cursos, eventos, conferencias, lecturas, instrucción programada, software educativo, becas y otras formas de educación a distancia.

La capacitación se debe dar a medida que cambian las exigencias del puesto, se tienen que modificar y actualizar las habilidades según sean las necesidades.

Este artículo ha sido adaptado del trabajo de José Luis Delgado-Gutiérrez: «La importancia de la capacitación en los recursos humanos». Hitos de Ciencias Económico Administrativas 2000;15:21-24.

Reinaldo Zurita Zurita

Psicólogo

Consultor de Capital Humano

eGEA Consultoría

rzurita@egea.cl