estrategiaUn gran problema que se presenta al asesorar a las empresas pequeñas y medianas es la inexistencia de una definición clara, concisa e integral de la estrategia de la empresa. Por ende no existen presupuestos estratégicos, indicadores, metas, objetivos, seguimiento a los objetivos, etc. Este smartnotes pretende llamar la atención del potencial que tiene usar herramientas, como el BSC, para mejorar la gestión de la estrategia de las empresas, en particular de las pymes.

Una foto general de la situación

Sin pretender ser un diagnóstico representativo ni mucho menos, me atrevo a decir que no menos del 80% de las pymes nacionales, no cuenta con procesos sistemáticos de control estratégico ni de gestión. Esto no quiere decir que no tienen una estrategia o hayan tenido alguna, por lo contrario, la mayoría ejecuta una estrategia, en forma intuitiva y otras veces de manera más formal. El problema es que muchos de los procesos que se relacionan o se derivan con una estrategia son invisibles para la mayoría de estas empresas.

A modo de ejemplo, veamos la siguiente representación que simula un diálogo estratégico con una de estas empresas. Al consultar a Don Juan, dueño de la empresa Sinest, por la estrategia de la empresa, él responde que su estrategia ha sido entregar «la mejor calidad del mercado». Lo que me parece claro y conciso. Siguiendo con esa línea de conversación le pregunto a qué se refiere con «mejor calidad», a lo que el dueño contesta orgulloso: «… la calidad para nosotros es un producto superior, mejores materiales y mayor duración al de la competencia incluso con un servicio postventa de primer nivel..» Lo que me vuelve a parecer extraordinario!!!. Sin embargo, (y para acortar el smartnotes) las dudas de Don Juan aparecen al consultarle por los siguientes temas:

  • ¿Cómo relaciona la calidad de sus productos con la gestión de su personal?, ¿cuál es el plan de formación y desarrollo que asegura la calidad futura de los productos?
  • ¿Cuáles son los procesos claves de su empresa que permiten asegurar la calidad?, ¿cómo los monitorea?
  • ¿Conocen sus trabajadores la estrategia de la empresa?, más aún, ¿saben ellos como impacta su trabajo en el éxito de la estrategia?
  • ¿Cómo mide el éxito de la estrategia?

En fin, y sin ánimo de querer confundir ni bajonear  a Don Juan, por lo contrario queriendo ayudarlo, le propongo comenzar un trabajo que le permitirá potenciar y formalizar su estrategia, a lo que Don Juan accede, pero lo primero que me pide explicarle es el significado del BSC o Cuadro de Mando Integral y los alcances de su implementación (tiempo y costo).

La explicación a Don Juan del BSC (Cuadro de Mando Integral)

El BSC o Cuadro de Mando Integral, es una herramienta estratégica, por lo tanto es una representación formal de la estrategia de una empresa, organización o unidad de negocio. Como representación formal, permite que los involucrados con el éxito de la empresa puedan visualizar (ver, observar) cada componente que forma parte de la estrategia y cómo éstos van evolucionando en el tiempo. Más aún, permite evaluar la ejecución de la estrategia, osea saber si la empresa está trabajando correctamente por el futuro de la empresa (visión, misión). Recordemos que cuando hablemos de estrategia estamos hablando necesariamente de situación y valor futuro de la empresa.

En términos gráficos un BSC debe contar con un Mapa estratégico, un panel de indicadores, metas para los objetivos y un programa con las iniciativas estratégicas. En la figura 1 observamos esta dinámica, observando que está compuesta por procesos de planificación y ejecución.

Figura 1

Figura 1: Dinámica del BSC

Se complementa esta definición con la determinación de un equipo o comité estratégico1 encargado de hacer seguimiento y tomar acciones claves, con la asignación de responsabilidades a las distintas personas de la organización usando objetivos y temas estratégicos y con la definición de un calendario de revisión y control.

Beneficios de implementar un BSC

  • Los principales beneficios que la empresa podrá ganar al implementar correctamente un BSC son:
  • Alinear al personal y a la organización con la estrategia
  • Focalizar los recursos de largo plazo
  • Medir y por ende mejorar los procesos internos claves para la estrategia
  • Traducir la estrategia a términos operativos
  • Hacer que la estrategia sea el trabajo de todos y no sólo de la Gerencia.

Cómo comenzar?

Posiblemente Don Juan y su equipo requerirán asesoría externa, que le permita construir cada una de las partes y el todo integral del BSC. Siguiendo los consejos de los referentes mundiales del BSC2, Don Juan deberá asegurarse que el asesor tenga experiencia práctica en la construcción de modelos de gestión estratégica.

En términos prácticos la construcción del BSC no debería exceder los seis (6) meses para una empresa pequeña o mediana, con sesiones semanales de trabajo. La inversión necesaria para construir el BSC dependerá del tamaño de la organización, pero posiblemente los valores de asesoría no serán menores a $2 millones.

Una vez construido el BSC, deberá implementarlo y comenzar su ejecución. Lo importante será poder controlar y gestionar el BSC, de lo contrario se convertirá en un excelente manual estratégico en las repisas de su empresa. El control puede hacerse totalmente manual (obviamente con un mayor uso de tiempo) o con modernos software de gestión. Uno de ellos es el Cuadro de Mando Integral Baxon PMS, el que permite controlar en línea el desempeño estratégico de la empresa.

Una vez que Don Juan haya entendido el alcance e impacto que tendría la construcción de su BSC y este totalmente convencido de apoyar esta iniciativa, podrá comenzar este proceso de construcción.


1A veces se puede incorporar externos de la organización para completar un equipo adecuado.

2David Norton y Robert Kaplan