Jueves, 21 de noviembre de 2013 

Implementando un sistema de Gestión Medioambiental, tarea posible, tarea de todos.

La tarea de incorporar un sistema de gestión medioambiental, lejos de ser algo para las grandes compañías extractivas o manufactureras, es y debe ser una de las tareas que debe emprender toda pyme que sienta algún grado de inquietud por el cuidado del medioambiente y que pretenda incorporar sus productos o servicios en mercados más desarrollados, su ejecución será una vivencia que solo dará aprendizaje. A través de este paper, los invito a acercarse y conocer de qué estamos hablando.

 Algunas distinciones claves

Como ya muchas empresas conocen, la norma ISO 9001 es un marco normativo (serie de recomendaciones) para que las empresas implementen un sistema de gestión de la calidad (SGC), que apunta a dos grandes focos: satisfacer al cliente a través del cumplimiento de los requisitos y mejorar continuamente. Así de simple, así de claro. Pues entonces, muchos se preguntan ¿qué es la ISO 14001?. Haciendo la relación, es una norma que fija las recomendaciones (en rigor establece “requisitos”) para que las empresas implementen y manejen un sistema de gestión medioambiental. De qué?, de sus operaciones y del “contacto” de éstas con el ambiente.

Lo anterior me obliga a definir, en forma simple, algunos términos, que serán necesarios para comprender mejor esta tarea:

  • Gestión Medioambiental: Es el conjunto de acciones y medidas que se toman en la empresa de cara a contribuir al cumplimiento de la legislación medioambiental vigente y a reducir el impacto medioambiental de la empresa, a través del control de los procesos y actividades que generan dicho impacto medioambiental
  • Medioambiente: Comprende el conjunto de valores naturales, sociales y culturales existentes en un lugar y en un momento determinado que influyen en la vida del ser humano y en las generaciones venideras.
  • Aspecto Ambiental: Elemento de las actividades, productos o servicios de la empresa que pueden interactuar con el medio ambiente.
  • Impacto ambiental: Cualquier cambio en el medio ambiente, ya sea adverso o beneficioso, como resultado total o parcial de los aspectos ambientales de la empresa.
  • Aspecto Ambiental Significativo: Aspecto ambiental que tiene un impacto ambiental relevante (evaluar).

El Proceso de implementación

Los que ya han pasado por un proceso de certificación de la norma ISO 9001, tienen una gran ventaja, puesto que en gran medida implementar ISO 14001, no es muy distinto al proceso de calidad. Como todo, el Sistema de Gestión Medioambiental (SGMA) se debe planificar, osea definir ciertos temas claves como: Política Medioambiental,  identificar los aspectos ambientales, definir los impactos de cada uno de los aspectos, definir su “significancia” (o importancia)[1], identificar los requisitos legales, los que van desde la legislación legal vigente y aplicable (nacional e internacional) hasta  acuerdos comprometidos por la empresa[2]. Esta etapa debe culminar con un Plan de Gestión Medioambiental, donde se define qué se hará para cada uno de los impactos ambientales significativos y también en términos generales. Algo muy importante es tener claro que el Plan no debe obligar a abordar y solucionar  todo en un año, es el compromiso traducido a acción para abordar el tema medioambiental, por lo mismo puede haber acciones de corto, mediano y largo plazo.

Luego, se implementará y operará el SGMA, donde al igual que en Calidad, se designará un Representante ante la dirección (ojala unificado), se definirán algunos documentos y formularios, se difundirán, se utilizarán herramientas como el control operacional, planes de emergencia, y se dispondrá de los recursos necesarios para operar y cumplir con los compromisos.

Verificar el avance del Plan de gestión medioambiental y de los objetivos y parámetros involucrados en él, será parte relevante de la etapa de Verificación. Herramientas como auditorías externas, medición de parámetros son necesarias en un SGMA.

Por último, y al igual que un SGC, debe actuar, osea tomar decisiones, en base al análisis de la información que se debe recoger del sistema. Cumple un rol relevante el Representante de la Dirección, quien debe velar por hacer que este sistema avance y mejore.

Cosas comunes que deben integrarse con el Sistema de Gestión de la Calidad (en caso que ya exista) son: control de documentos y registros, auditorías internas, gestión de acciones correctivas y preventivas y revisión por la dirección.

 Como pudo verificar el proceso de implementación es muy similar al que ya vivió con su sistema de gestión de la calidad, entonces qué requiere?, bueno, estar consciente de que esto se alinea con su estrategia y que le agrega valor a su negocio, compromiso con el proceso de implementación, traducido en recursos y liderazgo, apoyo de profesionales especialistas, claridad que es un proceso de no menos de un año y sobre todo trabajo en equipo. Su gente, su equipo, serán los promotores de este sistema o su verdugo, por lo mismo asegúrese de contar con el involucramiento y motivación de su equipo para llevar a cabo este proceso. Una frase muy cliché, pero no menos cierta, “la calidad es tarea de todos”, es aplicable esta vez al compromiso con el medioambiente.

Empresas que cuenten con sistemas integrados de gestión (calidad, medioambiente y seguridad ocupacional), generan una visión más holística de la gestión empresarial, lo que debe conllevar a acciones de ganancia de largo plazo y equipos de personas más satisfechos con su labor.



[1] En la identificación de aspectos e impactos les recomiendo asesorase por algún profesional del área de medioambiente o prevención de riesgos.

[2] Naturalmente requerirá la asesoría de un profesional abogado para completar esta tarea.

Roberto Aguirre Portales

Ingeniero Civil Industrial de la Universidad Federico Santa María, Magíster en Gestión y Dirección de Empresas de la Universidad de Chile, Gerente de eGEA.

Más noticias y artículos

Comentarios