LA ACTITUD NEGATIVA ES IGUAL A TIRAR LA BASURA EN LA CALLE.

Con actitudes negativas sólo contaminamos el entorno, multiplicamos la energía negativa, recreamos escenarios más complejos, obteniendo un ambiente socialmente depredado.

¿Qué bien generamos a nuestro alrededor cuando TRANSPIRAMOS negatividad, temor, victimización y pesimismo?

¿Qué pasaría si en vez de hablar de crisis habláramos de EJERCICIO EVOLUTIVO?

Nuestra actitud sería otra, nuestra mente anidaría otros pensamientos y nuestros comportamientos terminarían siendo positivos, proactivos, energéticos, innovadores y emprendedores.

Este ejercicio evolutivo nos invita a exigirnos DESAPEGO, CREATIVIDAD, INNOVACION, HUMILDAD Y CALMA.

Debemos ser concientes de NUESTROS propios impactos en el entorno.

No solo estamos llamados a ser emisores de energía limpia, transmutando lo negativo en positivo sino que es nuestra RESPONSABILIDAD hacerlo, por el bien de nuestro entorno mas cercano…..si las plantas pueden hacerlo, ¿por qué no nosotros?

FUENTE: Diario Financiero